CONTACT Bureau : (0) 4 50 41 33 21 CONTACT Portable en cas d'urgence : (0) 6 86 34 34 03 Mail : lepaysdh@club-internet.fr
 CONTACT Bureau : (0) 4 50 41 33 21CONTACT Portable en cas d'urgence : (0) 6 86 34 34 03Mail : lepaysdh@club-internet.fr       

Senderismo Glaciar, Travesía de Glacíares

Los Balcones de la Mer de Glace (Balcones del Mar de Hielo), Arolla-Zermat, Chamonix-Zermatt, los Glaciares de la Vanoise, la Vía Alta del Grand-Paradis, el Tyrol. De los senderos a los glaciares no hay más que un paso. La caminata en cordadas, con o sin crampones, les abre las puertas del mundo de la altura y de la luz ..., allí en donde se pueden alcanzar una serie de puertos y cimas, sin otra técnica que la de saber caminar.

 

Nuestros Guías de Alta Montaña les enseñarán los rudimentos básicos de la marcha por glaciares, que les permitirá descubrir ese mundo fascinante que en el pasado estaba reservado únicamente a los alpinistas. Por las noches se reposarán en un albergue de etapa o en un refugio custodiado, en donde reina un ambiente acogedor y de camaradería.

 

El placer de la Travesía de Glaciares es polimorfo, comienza a partir de la salida del refugio, al despuntar el día, cuando se empieza a vislumbrar la traza sobre las pendientes de los pastos de alta montaña y sobre los collados, deslizándose silenciosa hacia el corazón de las cimas. Aunque los valles están todavía sumidos en la sombra, los destellos de la aurora permiten adivinar los contornos de los glaciares hacia los que su guía les va a conducir. En el instante mágico en el que los primeros rayos del sol acarician suavemente las cimas, se efectuará una primera pausa para encordarse y ponerse los crampones. Después, la caravana avanzará por los cauces de los ríos de hielo. Es el comienzo de una jornada que culminará en un puerto que separa dos glaciares o en una cima de fácil acceso. Es el momento de restaurarse y reposarse antes de iniciar el descenso hacia el refugio, frágil construcción humana en un mundo en donde el caminante sólo está de paso, a veces sometido al frío de la altitud, al fuerte mordisco del viento y a la quemadura del sol, ... pero completamente feliz, en armonía con la montaña y consigo mismo.

 

Si desea experimentar este ambiente tan especial, si desea vivir estas intensas jornadas en la montaña, que tanto nos gustaría prolongar indefinidamente, entonces no lo dude, ¡sea bienvenido! 

Version imprimable Version imprimable | Plan du site
© Le Pays d'En Haut